Los mineros mediáticos

Que se derrumbó una mina en Chile. ¡Oh! Tragedia mediática que circundó el mundo hace dos meses. Y después de un par de días, los medios de comunicación bajaron la guardia ante este suceso. Hasta que se descubrió que ninguno había muerto y comenzaron unas tareas de rescate titánicas para traer a estos 33 obreros supervivientes a la superficie. Entonces, si la noticia del derrumbe dio una vuelta al mundo, la del rescate ha conseguido que millones de personas en todo el planeta estén pendientes de la evolución de este, metro a metro, hora a hora.

Las imágenes del campamento en la boca de la mina de San José muestran a una multitud volcada con el rescate. Familiares, trabajadores, autoridades… y un gremio que se mueve en masa, un enjambre de mercenarios de los medios de comunicación. La magnitud del evento acarreó, como no podía ser de otra manera una cobertura informativa a escala mundial. La noticia es, por supuesto, impresionante. Coincido con que a muchos nos puso la piel de gallina y nos reconfortó saber que esos hombres serían rescatados. Ahora bien, el despliegue de enviados especiales ávidos de un suculento titular no tiene nombre.

Estos  periodistas carnívoros en busca de una buena presa de carne fresca actúan como una apisonadora. Aterrizaron en la mina, se metieron de cabeza en la intimidad de las familias de los 33 mineros, desentrañaron su vida personal y su pasado para que el resto del mundo se conmueva y en unos días cuando los mineros estén a salvo, se irán a buscar otra comida, porque este plato de sopa ya se habrá acabado. ¡Qué buen negocio, este de informar!

Esta imágen es del portal de El País, a las 4:23 am (hora de España peninsular) del 13 de octubre de 2010; las 23:23 del día anterior en Chile

El detalle a la derecha, de una mujer que se cubre con la bandera de Chile para no ser captada por las cámaras. Delante de la mujer, el flash de una cámara

La información sobre el rescate se ha tornado en imágenes sensibleras y de dudosa ética periodística durante esta cobertura. Incluso los medios serios y comprometidos han caído en utilizar el gancho fácil del amarillismo. “33 vidas bajo tierra. Los familiares de los mineros chilenos reconstruyen sus historias personales” tituló la revista El País Semanal el pasado 19 de septiembre. Y para añadirle salsa, un recuadro donde se podía leer “El relato más emotivo en la web de EL PAÍS”.

Eso no es periodismo. Al menos no en la manera que yo lo entiendo.

¿Dónde se ha contextualizado, al menos con unas pinceladas, la historia de la minería en Chile?, ¿Quién repara en la privacidad de estas personas que no han elegido ser públicas, sino que se las ha publicitado de forma violenta?

Justo cuando transcribía estas ideas me topé con Aguas Internacionales, el blog de Ramón Lobo, en donde desentraña mucho mejor este mismo tema.

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en Misc. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los mineros mediáticos

  1. Ciccio dijo:

    ¿que se olvidaron de los mineros?, ¿ Y cómo (y porqué) crees que se descubrió que aun seguían vivos? ¿Con una paloma mensajera acaso?

  2. Carmen Lozano Bright dijo:

    Me refiero a que se olvidó de ellos la dinámica mediática, la agenda de los medios de comunicación. Me refiero, con esto, a que si ahora el rescate no fuera un negocio muy rentable para las grandes compañías de comunicación, no estaríamos viendo metro a metro cómo suben.
    Todo eso no quita que la piel se nos erice al verlos salir de las entrañas de la mina.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s