Invisibles

Estaba en la playa y unas niñas que jugaban a mis espaldas decían que querían ser invisibles. ¿Quién de pequeño no soñó con esconderse debajo de una capa y desaparecer para hacer alguna trastada?

Hoy esa palabra significa algo totalmente distinto. En el mundo de los adultos hay muchos invisibles que no necesitan una capa mágica para ocultarse. Invisibles son las personas que son solo una cifra en las listas del desempleo. Invisibles son los inmigrantes que se esconden de la policía por no tener un papel que les permita llevar una vida digna en la sociedad. Invisibles son las personas que luchan desesperadamente por poder pagar las cuotas de una hipoteca a los bancos usureros. Invisibles son también a quienes las instituciones públicas les niegan la entrada para reclamar atención social. Invisibles son las mujeres que trabajan de sol a sol para sacar su hogar adelante sin percibir remuneración alguna. Invisibles son los ‘nadies’ de quienes habla Galeano.

Los invisibles son muchos. Los sin voz.

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en Misc. y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s