Hoy sería un día estupendo si no fuera mucho peor que ayer. Mierda

Sábado 1 de septiembre de 2012

Es el primer día en meses que la mañana se levanta fresca. Pero fresca de verdad, con su brisa y el aire claro y los rayos de sol tímidos. La sensación y el olor me recuerdan a Bogotá en los días -pocos- que amanece despejada y alegre.

Bajo a la calle. Es una mañana estupenda para tomar un café en la terraza de la esquina. Un churro, una porra, un café solo, una tostada con tomate, el mío cortado con la leche fría. Se oye la misma letanía de siempre, habitual en cualquier barra de bar.

A mi lado un señor, elegante en su estilo quijotesco, apura un café y un vaso de agua. Sus dedos son delicados como si hubiera tocado el piano en tiempos mejores, pero su aspecto tiene un tono sepia, seguramente adquirido en estos tiempos peores.

En la mesa frente a mí desayuna una abuela con su nieto. Los pies de ella apenas sí alcanzan el suelo; la nariz de él es desproporcionadamente grande. Nada extraño: una abuela bajita y un adolescente migrando de cuerpo.

Los perros pasean, la pareja de al lado lee la prensa, una señora entra a la farmacia. Qué sábado más plácido si no fuera tan triste: a partir de hoy, decenas de miles de personas no tienen derecho a cobertura sanitaria en España. RIP sanidad universal. A partir de hoy, 456 medicamentos básicos dejan de tener subvención. La señora que acaba de cruzar el umbral de la farmacia lo sabe. No puede hacer nada contra. Probablemente su salud se resentirá aún más a causa de lo que ya-no garantiza el Estado.

A partir de hoy pagamos un 21% de IVA general, incluidos los productos culturales: una cuestión de lujo para este gobierno. Además, la lista de productos gravados con impuesto reducido y súperreducido adelgaza considerablemente. Lo único súperreducido que nos queda son nuestros derechos.

Y tampoco quedan resquicios, atajos ni espacios para contar con todas sus letras la crudeza de esta situación en la radio y la televisión pública. Ayer conocimos la noticia de que Carne Cruda, -a mi juicio uno de los mejores, si no el mejor, programa de radio actual- el espacio mordaz que dirigió Javier Gallego durante tres años en RNE3 no seguirá en las ondas. A pesar de las promesas del nuevo director de la cadena, Tomás Fernando Flores, de que en septiembre comenzaría una nueva temporada, ayer se confirmó lo que muchos pensamos y dijimos “no, no se van a atrever”. Pues sí, se atrevieron. La radio nos acompañará, pero desde otras ondas y no serán públicas.

Y entonces me llega un mensaje de una amiga -profesional, con años de experiencia laboral y una voluntad de hierro-: “paso de ser becaria a usuaria del banco de alimentos. Así de grave está la situa [ción]”

Y vienen desahucios por racimos a partir del lunes; y la vuelta será a un cole privatizado, segregado, estratificado, de peor calidad; y los bancos seguirán ganando y nosotros seguiremos perdiendo.

Hoy es un día bonito. Miro hacia afuera y se nota apacible. Hoy sería un día precioso si no fuera mucho peor que ayer.

Mierda.

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en Misc. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hoy sería un día estupendo si no fuera mucho peor que ayer. Mierda

  1. Horacio dijo:

    Carmen… Me fascino tu texto, un abrazo malagueña preciosa!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s