Tal vez lo mejor ahora sea quedarse fuera

En los aviones pueden pasar solo dos cosas. O que me duerma profundamente hasta el aterrizaje o que me dé por escribir. Y hoy ha pasado la segunda. Volaba de Madrid a Londres y apenas me había subido al avión. Que si welcome on board con impecable inglés británico, que si atienda a las indicaciones de seguridad (¿de verdad alguien atiende?).

En esto que tomo sin ningún interés una de esas revistas que lo mismo te vende un juego de mancuernas que te descubre los secretos de la maravillosa Dubrovnik. El magacín en cuestión se llamaba Busines:Life, your essential executive toolkit y su función no era más que la que estaba teniendo… llenar el vacío mientras por fin despega el vuelo.

No es que esperase grandes revelaciones, pero al llegar al final me encuentro con el TOP 25 de las mejores empresas (de más de 500 empleados) para trabajar en el Reino Unido.

Great workplaces. Indeed, pensé. Veamos.

Resulta que tras dos compañías financieras y de seguros, la tercera mejor empresa donde ir a pasar un tercio de la vida para un británico es McDonalds. “McDonalds reta exitosamente las percepciones de los «McJob» -McTrabajo- con una propuesta de Valoración del Empleado que enfoca una mejora de las oportunidades”. O mi entendimiento flaquea o el párrafo viene a no decir nada. Según la revista, 36.833 personas trabajan expendiendo hamburguesas ahí en el Reino Unido. Seguramente con unas expectativas tremendas de mejorar en la cadena de producción de hamburguesas.

En el 8º puesto: Telefónica UK Ltd. Según cuentan, recientemente la compañía ha adoptado líneas innovadoras de comunicación con sus empleados enviándoles podcasts. Estupendo, sí. Como en Gran Hermano. Como en 1984, pero con podcasts, que queda mucho mejor.

Y así hasta llegar a 25. Empresas de telecomunicaciones, varias de manufactura de productos, de hostelería… En los lugares 24 y 25 respectivamente, Kentucky Fried Chicken (KFC) e IKEA. ¿De verdad lo mejor que le puede pasar a un british fellow es entrar a trabajar a un McDonalds, o a IKEA, o a KFC? Serias dudas tengo.

¿Y a un español? Tal y como están las cosas, conozco a mucha gente -profesionales en sus áreas, con años de experiencia y una validez enorme- que tomarían cualquiera de estos empleos con tal de salir de espirales de desempleo de uno, dos, tres años. Los conocemos todos.

A muchas de estas personas -nuestros amigos- se les anima a irse con un «¡Qué bien para practicar tu inglés!» u otro lugar común por el estilo. Pues sí y no. Viajar, salir y conocer es estupendo si la iniciativa es propia y motivada por la curiosidad. De otro modo, de la manera cómo la falta de futuro (¡qué digo futuro… presente!) en España está dejando marchar a los mejores de una generación, se llama exilio.

Como el de José y Macarena -sevillano y extremeña- que trabajan en la recepción del hotel donde he venido a parar en Birmingham. Se van. Se van todos. Los científicos, los artistas, los ingenieros, los investigadores, los enfermeros. José y Macarena son solo dos nombres de una lista interminable. Y de la fuga de cerebros habrá quien consiga hacerse un hueco y desarrollar su creatividad e investigar aquello para lo que en España no hubo recursos. Otros muchos acabarán -si no están ya- trabajando en una de las 25 mejores compañías de un país cualquiera. En un McDonalds cualquiera.

O no. Tal vez muchos, miles de ellos, puedan regresar a su país y trabajar en ese complejo que generará empleos por montones y riqueza distribuida y bienestar para todos. Sí, hablo de Eurovegas. Eso es lo peor: que tal vez lo mejor ahora sea quedarse fuera…

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en Misc. y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tal vez lo mejor ahora sea quedarse fuera

  1. Inma dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo. Yo ya practiqué mi inglés en Australia, ya sacié mi curiosidad, en parte, viajando por Asia. Actualmente, practico mi francés trabajando en un hotel en París, pero hay veces que tengo ganas de volver, de poner en práctica mi profesión, en mi lengua, en mi país y con mi gente… pero todavía no he encontrado la manera de conseguirlo. Y lo que empezó siendo una salida voluntaria se torna un exilio forzado.
    Por cierto, si quieres venir a París no tienes más que decirlo preciosa 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s