Opinamatic XXI

Llevo una semana llamando a casa de mis tíos sin encontrarlos. Cada día tuu/tuu/tuu deje un mensaje después de oir la señal, gracias. Y dejaba un mensaje «hola, soy yo… ¡gracias por el regalo! llegó el paquete… lo recogí en correos. hablamos en otro momento. besos». Fin. Así cada par de días tuu/tuu/tuu.
Hoy sonó mi teléfono. «Si, ¿diga?». «Hablas con el contestador automático de esta casa. ¡Soy un contestador del siglo XXI, de después del año 2000! Puedo hablar de lo que quieras y además o-pi-no. ¿Quieres hablar de política? ¿De Bárcenas? Opino sobre todo, so-bre(s) cualquier cosa. Soy Opinamatic. Bla. Bla. Bla».

Yo opino, tú opinas, él opina en la barra de un bar.

Yo opino, tú opinas, él opina en la barra de un bar. | cc BY-SA Carmen Lozano.

[Sirva esta nota de nota mental para pensar sobre el informicidio al que estamos constantemente somitidos y a la constante masa de OPINADORESENFURECIDOS que a) siempre tienen razón, b) no dudan en hacerlo notar, c) no cesan su actividad sino hasta el triunfo final de sus argumentos y d) siempre tienen un siguiente tema del que hablar.]

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en Misc. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s