La potencia de ‘hacer’ juntos

Vengo de pasar tres días en Finlandia. Hace meses llegó un correo a la cuenta de El Campo de Cebada. Nos invitaban a participar en el festival Camp Pixelache 2014 y a contar la experiencia de construcción colectiva de un espacio abierto en el centro de la ciudad. Y qué suerte, porque la experiencia da energía de esa que buscamos cuando parece que todo va regular.

Economía social y monedas alternativas. Vartiosaari, 08.06.14. | cc-SA Carmen Lozano

Economía social y monedas alternativas. Vartiosaari, 08.06.14. | cc-SA Carmen Lozano

La edición de Pixelache este año abordaba temas relacionados con el procomún, lo común, los commons. Así, a pelo. Y qué cosa más grande pero también más potente encontrar una red internacional de gente trabajando con el convencimiento de que muchas micro redes de conocimiento abierto y de acción en comunidad conectadas pueden hacer del mundo (de nuestros distintos pequeños mundos) un lugar mejor. El festival nos reunió en la isla de Vartiosaari, un lugar paradigmático de la situación de acoso y privatización hacia los bienes comunes. Se puede llegar en ferry o en bote de remo desde Helsinki y es una isla prácticamente deshabitada con una vegetación impresionante. Pero existe un proyecto pendiente de construir cantidades de viviendas sobre ella y atravesarla con una línea de tranvía que la una a la ciudad. Parte de los talleres consistían en abordar soluciones locales desde prácticas artísticas y culturales para impedir el desarrollo del proyecto.

Como apuntó Alain Ambrosi en la conferencia inaugural de Pixelache 2014, no podemos ser ingenuos. Vivimos un momento en el que la cultura y los valores neoliberales son omnipresentes; sufrimos una ofensiva privatizadora sobre la naturaleza, los espacios e infraestructuras públicos, el conocimiento y la cultura; acecha también un aprovechamiento creciente de la marca “colaborativa” para lavar imágenes y prácticas poco solidarias como antes ya ocurrió con “lo ecológico” o “lo socialmente responsable”. Y por último nos encontramos ante un momento de complicidad entre los Estados y los Mercados como nunca antes habíamos vivido.

DSC_0034 (copia)

Vistas desde Vartiosaari, 07.06.14 | cc-SA Carmen Lozano

Ante estos desafíos vivimos y practicamos una explosión de experiencias colectivas: la recuperación de prácticas comunes y economías más solidarias, la (re)ocupación de espacios y tierras de uso comunitario y la apertura y distribución de conocimiento compartido. Bajo el lema ‘Commoners, unite!‘ , en Pixelache tuvimos la oportunidad de intercambiar experiencias, discutir y aprender de otras prácticas, algunas extremadamente locales, de colaboración, afectos y cuidados en común. Desde el CommonsFest, un encuentro que lleva dos años celebrándose en Herakleion, en la isla griega de Creta con el propósito de construir valor común a través de prácticas colectivas hasta Commons.fi, una web que sirve de repositorio colaborativo para mapear prácticas comunes en Finlandia. Desde un debate en el cual definir el procomún en tanto a práctica, bienes, afectos, participación y sostenibilidad con remixthecommons.org, hasta una mañana compartiendo prácticas de economía social, monedas sociales (en Helsinki existe una con 3.000 usuarios registrados de los cuales 1/3 son activos) y bancos de tiempo. Desde la experiencia del festival HackteriaLab en Yogyakarta, Indonesia hasta el proyecto de construir huertos que provean una alimentación sostenible estableciendo relaciones solidarias y horizontales entre Norte y Sur con P2PGardens.

Campamento base. Vartiosaari, 08.06.14 |cc-SA Carmen Lozano

Campamento base. Vartiosaari, 08.06.14 |cc-SA Carmen Lozano

Además, el germen de una iniciativa necesaria: una reunión sobre nuevas aproximaciones a la biotecnología y a intentos de establecer prácticas de acceso abierto que hasta el momento han sido privativas. El encuentro Bio-Commons abordó el tratamiento de licencias, patentes, los límites de la propiedad intelectual y cómo hacer de las ciencias naturales y sociales prácticas convergentes.

Me dejo cosas. Imposible estar en todo y hablar con todas. Pero me quedo con la potencia.

En fin. Aunque los tiempos son inciertos y a menudo no sabemos muy bien dónde poner el siguiente pie, tras compartir estos días con personas de redes tan diversas es imposible no pensar en que algo potente se está construyendo entre PAH(s) y mareas, ateneos y huertos, media-labs y centros sociales, Gamonales y Can Vies, mercados sociales y arquitecturas colectivas.

Igual que dijo Nathalie Aubret antes de comenzar, «es importante agradecer dos veces que no lo suficiente», así que Kiitos, Gracias, Thank you: Andrew, Nathalie, Petri, John, Oliver, Jon, Dimitris, Chris, Sam, Catherine, Aniara, Heidi, Alain, Frédéric, Andrea, Laura, Stefano, Nora… and all the rest!

Vartiosaari, 08.06.14 |cc-SA Carmen Lozano

Vartiosaari, 08.06.14 |cc-SA Carmen Lozano

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en 15M, Cultura, Misc. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La potencia de ‘hacer’ juntos

  1. Que bueno que te sirvi la venida.. yo que hice fuerza pa que los invitaran no te pude ver porque me toco ir de viaje de trabajo 😦 en otro momento! Andrea

  2. Ade Doblev dijo:

    Precioso de alegría, bonitiña!

  3. Diana dijo:

    Que experiencia más bonita! Vamos por Buen Camino.
    I love you

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s