«Padre e hijo salieron de su casa sin violencia»

Captura de pantalla del streaming de joseDRY (http://bambuser.com/v/5107504) en el minuto 3:47. El bombero Roberto Rivas habla con la policía encaramada a una grúa mientras padre e hijo, quienes vivían en la casa, levantan el puño.

Captura de pantalla del streaming de joseDRY (http://bambuser.com/v/5107504) en el minuto 3:47. El bombero Roberto Rivas habla con la policía encaramada a una grúa mientras padre e hijo, quienes vivían en la casa desahuciada de Elviña, A Coruña, levantan el puño.

Desde hace algún tiempo, los informativos de televisión de canales privados —la televisión pública hace mucho tiempo que va a la deriva y emite al dictado lo que dice el Gobierno del Partido Popular— cuentan en directo la historia de un desahucio diario. El desahucio del día (aunque se produzcan decenas). El más sonado, el más jugoso, el de más morbo, el de una anciana sin recursos…

Mientras que en un tiempo pretérito las televisiones solo se referían a los desalojos forzosos de viviendas cuando se producían resistencias, intervenciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o del grupo antidesahucios local y el día acababa en enfrentamientos, agresiones policiales y detenciones, hoy el tono de las informaciones ha cambiado. El trabajo admirable, inconmensurable y lleno de dignidad de la PAH ha calado. Es imposible hablar del desahucio de una mujer de 85 años sin recursos y seguir diciendo que «vivió por encima de sus posibilidades» cuando su vivienda de protección oficial ha sido venida a un fondo buitre. Tampoco cuando trasluce una cuestión evidente de especulación urbanística como el caso de hoy en Elviña, A Coruña. Ya no. Ya no pueden volver atrás y decir que los desahuciados y sus vecinos solidarios y quien hace un streaming desde la vivienda son peligrosos antisistema. Ya no.

Contra todo pronóstico, sorprenden contando la historia desde la perspectiva que siempre faltó en la narrativa mainstream: las personas a quienes expulsan de sus hogares. El trabajo distribuido y persistente de la PAH, hoy marca su agenda.

Sin embargo hay una cuestión enorme, gigante en torno a la palabra «violencia». Este medio día, el Concello de A Coruña ejecutó el desahucio de una familia en el barrio de Elviña. Su casa y el taller aledaño serán derribados para construir un polígono de viviendas. Tras permanecer encerrados toda la mañana junto al bombero que fue sancionado por negarse a participar del desahucio de una anciana en 2013 y dos compañeros de Stop Desahucios Coruña, tuvieron que salir del inmueble. Mientras resistían encaramados al tejado, una excavadora permanecía lista para empezar a actuar. La Policía Local subió con una grúa al tejado donde se encontraban. Desde la calle se oía «Elviña no se vende, Elviña se defiende», «Fóra, fóra» y «vergoña». Los expulsaron por la fuerza, aunque salieran a la calle por su propio pie.

Los informativos de Telecino dieron la noticia a las tres de la tarde. Explicaron el contexto, mostraron la resistencia y la solidaridad del parque de bomberos de A Coruña que se negó a participar de la vergüenza. Con todo esto, la nota acabó con una locución diciendo «padre e hijo salieron de su casa sin violencia». Sin violencia. Lo normal, sin violencia, sin conflicto…

Anuncios

Acerca de Carmen Lozano Bright

Carmen Lozano Bright. Periodista e investigadora. Trabajo en goteo.org
Esta entrada fue publicada en 15M, Periodismo y profesión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s